Hace mucho tiempo, vivíamos de un modo distinto disfrutábamos de las pequeñas cosas como jugar en la calle cuando no había luz, oler a tierra mojada cuando estaba  lloviendo, o jugar con los amigos en la playa. Hoy cambiamos esas cosas por pantallas, las ventanas nuevas al mundo que nos va aislando cada vez más, entonces cuando estábamos aislados del mundo estábamos en contacto con nuestro entorno.