Si algo es efectivo  para avanzar, es hacer una revisión  de cómo nos fue el año antes de finalizar. Es una manera de corregir y establecer nuestras metas para el entrante, un resumen de nuestras acciones nos permite ver que tanto avanzamos, que objetivos vale la pena evaluar o que quizás eliminar definitivamente de nuestra Lista de Deseos.

El 2015 nos trajo grandes cambios, tuvimos terribles pérdidas, atentados terroristas, enfermedades, y miles de cosas que pudimos vivir pero realmente si de algo estamos conscientes es que aprendimos mucho y quizás la persona que inicio en enero no es la misma de ahora en diciembre, hoy no posee los mismos pensamientos que cuando inicio en enero.