En conversación alguien conocido, siempre me dice recuerda “Las buenas van a la iglesia, las malas a todas partes” reafirmando la teoría que siempre hemos tenido, dentro algunos hombres existe un masoquista en potencia,  y entonces cuando se siente explotado o traicionado cae en lo que denominamos “Violencia de Género” o  “ella me pagara lo que ha hecho” .