Hace días no he podido escribir, realmente los problemas diarios se han llevado de la mano mi inspiración, estoy luchando en mi cuarto de fé. Pero Emely y su fuerte caso me han sacado de mi trance de autocontemplación en el que me encuentro, lo primero que me llamo la atención fue el hashtag creado por la comunidad de las redes sociales llamado #TodasSomosEmely, que acertado fue porque a veces pensamos que estos casos que dan tan duro en el corazón de una comunidad, pensamos estos hechos son lejanos cuando en realidad no es así se acerca más cada día a nuestros amigos, conocidos, o familia. Hoy me uno al dolor de esa familia que no tendrá paz hasta tener una respuesta.

El trabajo, la familia, los contactos con amigos en el extranjero, y para no alejarme del mundo sigo dentro de la red social de Facebook, cuando me pongo a buscar algo o entro para ver las noticias, me desencantan a un nivel superlativo las personas, es como si perdiera cada día más la fe en la humanidad. Resta tanto a las personas cuando escriben o comparten cosas sin sentido, podríamos apelar a las leyes de las redes sociales que protegen a las personas indicando que cada muro es privado, por lo que debemos dejar que cada quien demuestre a más de 70 millones de personas (Cifra a feb. 2017) como son en realidad, sus pensamientos y su forma de trolear a los demás o simplemente limpiar nuestras redes.

Bill Gate hizo una alerta fuerte a la humanidad, y hay que escucharlo porque todo eso que vemos en la televisión puede un día volverse real. En la Conferencia de Seguridad en Múnich, Bill Gates expresó su preocupación de ignorar el vínculo entre seguridad sanitaria y seguridad internacional, pues esto podría provocar una pandemia que causaría una catástrofe mundial, según el fundador de Microsoft.

Cada día me sorprende como hay una generación que aún se da cuenta de lo importante que es el correo electrónico en nuestro día a día, un día nos comunicábamos por correo normal con pluma y papel llevándolo a un buzón, pasamos a tener la oportunidad de utilizar esta maravillosa herramienta que con solo dar <send> envía información importante a todos los lados del mundo y mejor aún la recibimos en cualquier dispositivo que este junto a nosotros, ¿Entonces porque no darle su justo valor?  ¿Qué pasa con la generación que aún no domina esta herramienta?

Siempre he dicho es mejor lamentarlo que nunca haberlo vivido. Aquellos que se jactan de que nunca les han roto el corazón o tienen la lotería de estar con la misma persona siempre, los felicito no saben lo que sufre cuando fallas, pero algo si debo reconocer es mejor mil veces vivirlo a desconocer este sentimiento, por eso es un riesgo que debemos tomar con los ojos cerrados.  Carecer de emociones, debe ser algo muy aburrido con el transcurrir del tiempo ya la madurez te ayuda a sobrellevar las relaciones con tu entorno, las cosas afectan menos, quizás hasta te permite tolerar situaciones que antes te molestaban.

Hace mucho tiempo, vivíamos de un modo distinto disfrutábamos de las pequeñas cosas como jugar en la calle cuando no había luz, oler a tierra mojada cuando estaba  lloviendo, o jugar con los amigos en la playa. Hoy cambiamos esas cosas por pantallas, las ventanas nuevas al mundo que nos va aislando cada vez más, entonces cuando estábamos aislados del mundo estábamos en contacto con nuestro entorno.