El mundo se transforma, y nuestra mente también.


En estos días vemos, como las ideologías han superado lo que simplemente estaba escrito en papel, cuestionamos todo, ya no creemos en nada y nos sentimos con el derecho a influir a otros para que tampoco crean. Ya no solo nos comunicamos, ahora tenemos necesidad de hacerlo tal igual que comer, descansar, divertirnos, llorar, hablar….el comunicar a través de las redes sociales paso de ser un momento de distracción a una necesidad, alguien tiene que escuchar.

En entradas anteriores hemos visto como se han castigado niños en la red por sus padres, celebrado fiestas masivas, suicidios en línea, asesinatos en línea, denuncias etc. En muchos países se ha legislado sobre los crímenes que son cometidos a través de las redes sociales, pero en el 2019 nuestras emociones se vieron plasmadas en alguna forma u otra de como nuestra sanidad mental se ve reflejada en las redes sociales y en las preferencias de búsqueda. Pero evaluemos de manera indiviual, los siguientes puntos que pueden influir en nuestras mentes:

  • ¿Qué es real y que es ficción?

Facebook que sigue siendo una de las redes sociales más importantes, ha actualizado la misma para proteger a sus usuarios de las noticias falsas. Pero aun así hemos visto como medios de comunicación importantes se ven obligados a reconfirmar, pero aun así pueden ser víctimas de las llamadas: Fake News.

Al llegar un mensaje al teléfono móvil, vemos una noticia extraña, algo exagerada, sorprendente y con un titular impactante. Puede ser verdad ¿Por qué no? pensamos, si cada día de actualidad informativa no deja de depararnos sorpresas inesperadas. Pero también puede ser mentira. Primero, por la forma en la que nos ha llegado, y segundo porque, de ser falsa, no seremos capaces de identificar su origen. Es el lado oscuro de la sociedad de la información digital, de las noticias por redes sociales y de los servicios de mensajería instantánea.

Frente a una ventaja mayoritaria de democratización global de las noticias, ha crecido su némesis: las ‘fake news’, informaciones falsas creadas bajo intereses de manipulación social de masas o por simple divertimento. Los y las jóvenes son su principal público, pero a la vez, son también sus más letales enemigos: han crecido con las herramientas necesarias para detectarlas. Siempre los medios tradicionales con credibilidad serán consultados para confirmar la veracidad por eso la frase: Si lo público Listín Diario entonces es cierto.

  • Influenciados, really?  decidimos en quien creer:

En una entrada pasada les compartí como en los nuevos tiempos hemos visto cómo un hotel de Dublín vetaba el acceso a todos los influencers después de que una youtuber pidiera cinco noches gratis a cambio de publicidad. O la chapuza del Fyre Festival, un evento musical sobre promocionado por estrellas de las redes sociales que resultó ser una estafa. O aquel tuitero que quería comer gratis en DiverXo para después recomendar el restaurante (tres estrellas Michelin) de Dabiz Muñoz entre sus 2.000 followers.

Sin embargo, pocos casos son tan representativos del nuevo panorama como el de Arii, una influencer estadounidense de 18 años y 2,6 millones de seguidores en Instagram.Su primera foto la subió en septiembre de 2017 y hoy acumula 139.651 megustas. Arii posa un día con su nueva gorra de marca; otro, con sus cejas recién blanqueadas, zapatillas nuevas, pintalabios fucsia, una fiesta, su perro, un lote de productos de belleza, desayunando muffins en albornoz con vistas a la torre Eiffel… Tantos followers, tantos likes y tantos comentarios acumulaba @arii en su cuenta que decidió lanzar su propia línea de ropa. Al fin y al cabo ella es toda una influencer…No ha vendido ni 36 camisetas, el mínimo para encargar los pedidos.«Hola, me rompe el corazón tener que escribir este post», admitía el otro día en un mensaje (ya borrado) en el que reconoce su fracaso. «Sabía que iba a ser difícil, pero me estabais dando tan buen feedback que pensé que a la gente le gustaba y lo compraría. Nadie mantuvo su palabra así que la empresa no va a poder atender los pedidos de la gente que sí hizo alguna compra y eso me rompe el corazón» (Emoji de corazón negro).

En nuestro país tenemos un candidato a diputado que sustenta su estrategia política, en realizar intercambios publicitarios para solucionar en base a sus seguidores y las marcas e anunciantes que le apoyen, el aspira poder solucionar sus compromisos con los seguidores. Será sustentable esta modalidad, no sabemos pero puede ser un giro a lo que estamos acostumbrados a ver.

  • La sobrexposición nos tiene sin empatía:

Mientras no me pase, no me importa. Hemos escuchado muchas veces esta frase, le damos a compartir a videos y audios sin pensarlo, no pensamos en 2 minutos las implicaciones de este share desmedido. La constante exposición a hechos noticiosos y videos de violencia extrema afecta indiscutiblemente en nuestra estabilidad emocional, en mis vacaciones vi un documental de netflix de nombre: No te metas con los Gatos: Un asesino en internet.

Tras la aparición en internet de un video protagonizado por un misterioso personaje matando a dos gatitos, la red enloquece de tal modo que hasta un grupo de detectives aficionados se dedicará a localizar al sospechoso. Lo harán en un brutal juego del gato y el ratón que no parece tener límites y donde no solo las mascotas más adorables del mundo están en peligro de muerte, llego afectar a un ser humano.

Un mente inestable, hizo un experimento que pasa si mataba dos gatitos filmaba el video y lo compartía en la red, que paso cuando una persona desequilibrada con déficit de atención experimenta y se siente poderosos tras el auge y cacería de sus pasos en la web, un asesino que necesita atención, el poder del aumento de cantidad de reproducciones no causo otro efecto, que avivar la necesidad de causar un impacto mayor. Esto lo llevo a experimentar con un ser humano…y del mismo modo colgarlo en internet, se sintió tan poderoso que  entendía jamás seria apresado.

A través de un documental narrado por los propios protagonistas de la historia, el espectador se irá haciendo pequeñito pensando en los límites de las redes sociales y de la moralidad del ser humano. Pero les recomiendo ver el documental, y reflexionar si es prudente darle a play y compartir…y dar un seguimiento posterior.

  • Ninguna ideología, está exenta a un meme:

“La simple introducción de la duda, en el cerebro de las personas, ya significa un gran éxito”

“La guerra sicológica, es el conjunto de acciones emprendidas por parte de una o varias naciones en la propaganda y otros medios de información contra grupos enemigos, neutrales o amigos de la población, para influir en sus concepciones, sentimientos, opiniones y conductas, de manera que apoyen la política y los objetivos de la nación o grupo de naciones a la cual sirve esta guerra sicológica”.

Todos queremos ser escuchados, pero es manipulación o realidad todo parte de una inconformidad, o nuevamente somos manipulados. Es algo que no sabremos pero este artículo del cual voy a reproducir solo una parte dejándoles el link para que puedan ver con más detalle resume todo lo ocurrido en 2019:

En los últimos meses se ha producido un aumento aparentemente enorme de protestas en el mundo. Desde las calles de Hong Kong hasta La Paz, Quito, Barcelona, Beirut y Santiago de Chile, hemos presenciado una gigantesca marea de personas que toman las calles para ejercer su derecho a protestar y exigir el cambio a quienes están en el poder.

Por desgracia, una característica común de estas protestas es la enorme dureza de la respuesta del Estado, que en muchos casos equivale a violaciones graves de los derechos humanos.

Amnistía Internacional ha documentado en octubre, hasta la fecha, indicios de abusos y violaciones de derechos en protestas en Bolivia, Líbano, Chile, España, Irak, Guinea, Hong Kong, y Reino Unido, Ecuador, Camerún y Egipto.

Claro ninguna de estas protestas limitan su alcance a los medios de noticias, los memes y los videos ridiculizando las causas o los miembros que representan estas causas sociales. Al final no entiendes si en efecto nadie les da importancia o si solamente busca afectar la paz de los países en donde sucedió o utilizarlo para burlarse de la propia causa. Les dejo los ejemplos:

  • Indefensos sin derechos o simplemente manipulados:

Si sumamos lo anterior, podría asegurar que la enfermedad más fuerte en el 2019 ha sido la Salud Mental. Y es que después de todo lo ocurrido con el #MeToo,  si resumimos todo lo que hemos visto podríamos decir que la raíz más fuerte es la necesidad del Poder.

El poder lo siente el hombre que mata a su mujer, y se cree dueño de su vida. El violador siente el poder sobre su víctima, quien realiza un video viral en contra de la integridad de una persona siente poder sobre todos y las reproducciones le dan ese poder. Y si vemos cada una de los casos las redes sociales y el internet dan ese poder a cualquier persona, aunque sea solo 15 minutos de fama.

Una madre siente el poder de exponer a sus hijos en las redes sociales, los niños no están protegidos ya antes de nacer está generando ingresos para sus padres,  nuevamente vemos con los derechos de los niños son expuestos, su intimidad, hasta su sexualidad.

Repasemos los derechos infantiles:

Derecho a la vida

Se refiere a que todo niño tiene derecho a poder vivir. No pueden ser asesinado o agredido de manera física y debe crecer en condiciones óptimas.

Derecho a la alimentación

Todo niño tiene derecho a una buena alimentación, ningún niño debería pasar hambre o sufrir de inanición. Como padres debemos garantizar que este derecho sea respetado y atender las necesidades nutricionales de los más pequeños.

Derecho a la educación

Todos los niños deben recibir educación que contribuya en crear su propio futuro. El niño tiene derecho al disfrute de la vida social que le da la escuela. El derecho a la educación constituye un elemento esencial para el desarrollo social, psicológico y económico del menor.

Derecho al agua

Todos los niños deben tener derecho a contar con agua potable que haya sido tratada en condiciones de salubridad de manera correcta. Este derecho es fundamental para garantizar la salud y bienestar de los niños.

Derecho a la salud

Ningún niño debe padecer alguna enfermedad generada por el descuido de no brindarle la asistencia médica en el momento correcto. Los niños tienen derecho a gozar de una buena salud para que crezcan y se conviertan en adultos sanos.

Derecho a la identidad

Todos los niños tienen derecho a ser ciudadano identificable en la sociedad y la nación, es decir tener un nombre y un apellido que los identifiquen. Los padres están en la obligación de darles un nombre que oficialice su existencia.

Derecho a la libertad de expresión

Todos los niños tienen derecho a poder expresarse y dar sus opiniones sin que sean vejados por ello. Los niños pueden ser partícipes de las decisiones donde estén involucrados.

Derecho a la protección

Todos los niños deben vivir en un entorno seguro, sin amenaza ni armas. Los niños deben crecer protegidos para preservar su bienestar físico y psicológico. Ningún niño debe sufrir explotación, discriminación o maltrato.

Derecho a la recreación y esparcimiento

Todo niño al tener que gozar de la seguridad social, lo que implica desarrollarse en un ámbito seguro, también deben tener derecho a una sana recreación que a nivel psicológico le permita desarrollar aspectos sociales fundamentales para poderse convertirse en un adulto estables emocionalmente.

Derecho a tener una familia

Siendo los niños personas en crecimiento, necesitan de toda la compresión y el amor que se les pueda brindar. Esta compresión debe partir de la familia donde el niño se desarrolle. La misma deberá ser un ambiente de cariño y afecto.

Un niño de 8 años por segunda vez queda en el top de los canales que mayores ingresos genera al monetizar su contenido, Ryan ToysReview.

En nuestro país las celebridades realizan acuerdos de intercambio con la imagen de sus hijos, pero de igual manera los sobre exponen con videos o fotografías exponiéndolos a que sean utilizados por pederastas o peor aún a que los propios niños lean los comentarios negativos que les dejan, afectándoles su desarrollo emocional.

En estos últimos tiempos, con alarma veo el orgullo con que suben los padres las inclinaciones sexuales de sus hijos a la web, algo que debe ser íntimo respetando el derecho a su protección, no solo física si no psicológica. Nuestros padres nos enseñaron que el valor del dinero es ser ganado con trabajo, somos responsables por la inestabilidad de los milenials y ahora seremos más aun del desequilibrio emocional de la generación z cuando vestimos a las niñas como niños, a los niños como niñas…y dejamos que ellos mismos generen ingresos, que no están bajo su poder….estamos colocando una carga muy pesada en un niño, lo ponemos a preocuparse por ser aceptados socialmente, le ponemos ropas de marcas y le tomamos fotos para que sean famosos, los ponemos a saber que por un video de algo gracioso les darán dinero, pero no los preparamos emocionalmente para recibir tanta atención, entonces qué pasará cuando ya no la tengan.

Antes de compartir un video de una gracia de tu hijo o de abrirle una cuenta en las redes sociales, piensa bien como inicias esta historia…y como piensas que terminara y sobretodo que enfermo copiara tu foto o video.

Somos lo que vemos, lo que creemos y más importante aún somos lo que compartimos en las redes sociales.

Omayra Ramírez

Un niño que sabe que sus padres pelean, pero ven un video en las redes sociales, donde todos se llevan cordialmente se toman fotos posadas para navidad, luego todo vuelve a la normalidad. Posan para fotos con risas falsas para luego vivir su realidad, es un niño que emocionalmente está siendo afectado- Volvemos al derecho básico de la protección- si el niño no le gusta un producto x, pero su madre hace un acuerdo comercial con ese producto  y debe consumirlo, al final cual es el aprendizaje.

Realmente me sorprende mucho, soy una persona que ama los niños y sus ocurrecias, pero por un tiempo y viendo las cosas que han ocurrido a nuvel mundia, tengo como objetivo para mí 2020 dejar de seguir las cuentas sociales de niños que actualmente me preocupa su explotación comercial, no puedo ser parte de algo que no estoy de acuerdo, dejar de reproducir videos, y de comentar….una golondrina no hace verano, pero por algo se empieza.

La salud mental es la enfermedad de este nuevo periodo, la mente controla todo y por los pensamientos e ideologías los gobernantes nos controlan, si cada célula familiar está afectada mentalmente y emocionalmente, entonces como podremos luchar contra las influencias externas, la tecnología, las redes sociales nos han superado…los dejo con esta reflexión y empecemos por casa, empecemos de manera individual. Estas y otras cosas más son las cosas que veo por ahí.