LEER LAS LETRAS PEQUEÑAS, LAS CONSECUENCIAS DE SHUBNUM KHAN


Hay cosas que les pasan a los demás, que piensas eso solo sucede en las películas. Pero la realidad es que muchas cosas que pasan en las películas pueden suceder en la vida real, imagino como debe sentirse Shubnum Khan, son cosas que encuentro por ahí que las comparto para que nos sirvan de alerta y seamos más cautos, menos confiados.

Todo comenzó en su época de estudiante en la Universidad de Durban, cuando un fotógrafo profesional ofreció a Shubnum Khan  y a sus amigos una sesión de fotos gratuita para un proyecto llamado ‘100 Faces Shoot’ para el que necesitaba 100 caras diferentes de todas las edades y razas. Aceptó sin dudarlo ni un segundo y firmó todo lo que le pusieron por delante, sin leer la letra pequeña.  Ahí fue donde cometió el gran error que haría que su cara recorriera medio mundo, es que cuando estamos jóvenes somos más arriesgados no tenemos ese #Chip colocado de las posibles consecuencias, lo que parecía que sería una buena idea tendría sus repercusiones hasta este momento, quizás ya no le veríamos tan gracioso.

Años después, un amigo suyo de Canadá le avisó de que había visto su cara anunciando una campaña de inmigración en un periódico local. Fue entonces cuando se puso en alerta y comenzó a investigar, pudo percatarse de que su rostro se estaba utilizando para publicitar todo tipo de servicios en diferentes partes del mundo: desde las hamburguesas del McDonald´s en China, a una tienda de alfombras en Nueva York o una agencia de senderismo en Camboya.

También ha protagonizado anuncios sobre sedación dental en Estados Unidos, productos anti-ojeras y hasta cursos universitarios en Australia. Incluso le han cambiado la etnia y el nombre para adaptarse a la audiencia de cada caso, que conveniente para ellos.

La sudafricana contactó con el fotógrafo que tomó las imágenes. Su respuesta fue clara: todo era legal, su firma dio el permiso necesario para utilizar las imágenes e incluso distorsionar su identidad. Todo estaba en la letra pequeña. Ahora Khan publica su caso en Twitter para que otras personas no cometan el mismo error. Muchos de sus seguidores le responden con nuevos anuncios donde han visto su cara.

“¡Parece que vendo de todo!”, dice. “Cuando no doy la bienvenida a los inmigrantes en Canadá, estoy vendiendo alfombras en Nueva York, realizando caminatas en Camboya o buscando el amor en Francia”. continúa.  Aunque una de las cosas que más le llama la atención es el hecho de que le cambien la identidad y se pregunta que “si yo estoy en el anuncio, ¿quién está realmente con los niños?”.

Por eso afirma que hoy en día y sabiendo lo que sabe, se pensaría mejor lo de aceptar una oferta como aquella de la sesión de fotos gratis. “Ahora que he crecido, que soy más asertiva y consciente de los juegos de poder y manipulación, puedo darme cuenta de cómo todos fuimos utilizados: una galería completa de imágenes gratuitas para un fotógrafo que las vendió y no nos pagó ni un centavo para todas las cosas en las que NOSOTROS hemos puesto la cara”, explica.

El derecho de autor protege a todas las personas que se dedican a dar sus rostros para las campañas publicitarias, se puede negociar desde un monto único a fee por uso de la misma, estoy casi segura de que Khan debe haber hecho el ejercicio de cuánto dinero hubiese ganado para todas esas marcas que han utilizado su rostro, es que como hemos comentado toda decisión debemos pensarla por lo menos, siempre recomiendo ser cuidadosos en las redes sociales, hacer copia de seguridad cada cierto tiempo del celular, borrar esas imágenes que no estamos utilizando y sobre todo cuando accedemos a una red social nueva, vamos a leer las letras pequeñas, a veces solo para probar búscate en Google, puedes buscar como imagen y tus datos, así puedes monitorear tu presencia en el gran mundo del internet.

Y a quienes han leído sobre su historia, les lanza una advertencia: “No te registres para sesiones fotográficas gratuitas, lee lo que firmas y no te creas todo lo que ves en internet”. Y es que nada en este mundo es gratis, todo tiene un precio desde tus datos de navegación hasta tu propio rostro.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.