De la diversión a la obligación ¿Donde esta la protección de su intimidad?


Me ha llamado mucho la atención como de compartir las fotos de nuestros hijos en actos escolares ahora estamos exponiendo su intimidad sin ningún reparo, quisiera que esas instituciones que velan por los derechos de la niñez como son Unicef o Visión Mundial me explique porque los niños no tienen derechos sobre su propia vida.  Empezamos mostrando sus gracias, los videos de bebes son unos de los más buscados en YouTube, les damos cebollas o limones o hacemos pegar unos sustos que prueban la salud de cualquier niño y su corazoncito.

El internet nos ha abierto un mundo de posibilidades, las redes sociales nos mantienen hiperconectados y Google Translate rompió la barrera del idioma,  tanto poder se nos esta yendo de las manos. Los FB Live  y los Streaming nos han hecho romper los lineamientos de nuestra propia intimidad, queremos que nuestros seguidores sepan hasta el más mínimo detalle nuestro, suplimos los momentos de soledad con personas que nos desconocen, que no sabemos cuáles pueden ser sus intenciones,  no quiero ser pesimista pero solo en un mundo ideal el mal no se encuentra la asecho es por eso por lo que la prudencia debería reinar a la hora de decidir abrir las puertas de nuestra vida en la web.

Con asombro veo como las celebridades guardan la intimidad de sus hijos, por razones de seguridad, porque la paternidad es algo más allá que un sentido de propiedad ante nuestros hijos por ese motivo debemos tomar un momento y pensar si estamos actuando de modo correcto. Recuerdo como era criticando Michael Jackson con la sobre protección a sus hijos, la forma en que tapaba sus rostros mientras era bebes y como él explicaba la importancia de la seguridad y hoy me voy a Zoe Saldaña quien hasta el momento comparte poca cosa de sus hijos por las mismas razones: Seguridad.

paris-jackson3-z

 

Entiendo que ser una celebridad tiene sus sacrificios, ¿No tienen derecho a la privacidad? Tengo mis reservas  con este tema, alimentar el morbo para mí hace más daño que bien, pero volvamos al tema, compartir un hecho en las redes de lo cual nos sentimos orgulloso entiendo  no hace daño pero volver a nuestros hijos en celebridad cuando no lo pidió, hacer de las grabaciones un trabajo  como que es pasarnos de la raya.

Pero como es nuestro país una cosa fuera de lo común nuestras personalidades del mundo del espectáculo les abren redes a sus hijos, con la finalidad de comercializarlas como la hacen con las propias. Entiendo el mundo de la farándula dominicana no provee de recursos a sus talentos, las nóminas de un canal de televisión vs. el ingreso por publicidad no corresponde para que se les pague lo suficiente para que no tenga que utilizar las redes sociales como sustento.

Pero hoy en día los ingresos de los autodenominados influencers del mundo televisivo es más alto por las redes sociales que por la vía tradicional. Es justo para sus hijos, que compartamos sus momentos de intimidad, o lo forcemos a actuar para los videos con fines comerciales, quien vela por los derechos de estos niños cuando lo padres parecen olvidarlos. Y es que recuerdo que cuando mi padre me llamaba la atención frente a otros me sentía doble mal, pero de ahí a que me den una pela o me corten el pelo para postearlo entiendo nos estamos extralimitando cada día más.

Recuerdo una confesión de dos adolescentes gemelos, que usaron el medio Youtube para decirle a sus padres que eran gays,  hemos llegado a un punto en que no sabemos si estos videos de niños precoces son reales o si son con un guión elaborado por sus progenitores.

Este es justamente el primer video que se subió a Youtube, hace exactamente 12 años, no fue algo grandioso en sí mismo, pero abrió el paso a algo mucho más grande.

Entiendo  aquella madre que tiene un hijo que es un milagro de Dios y quiera compartir sus ocurrencias ya que con ella nos envía esperanzas, pero ella misma administra muy bien la exposición de su hijo. Pero como media con los comentarios negativos en caso de que el niño tenga acceso, sus hermanos o amigos. A veces el acoso psicológico empieza en el mismo hogar, por la familia que hace comentarios hirientes, si darse cuenta que ese niño podría verse afectado por esta fama sin estar preparado ni emocionalmente ni mental.

Hace relativamente poco, se hablaba de la generación de los mileniales como el futuro de la era tecnológica y de la comunicación 2.0. Sin embargo, ya han sido sustituidos por otro sector, conocido como la generación Z, aquella que comprende a los nacidos desde 1995 hasta ahora. Esta generación se caracteriza por  el uso de la multipantalla, la comunicación por imágenes y la creación de contenidos. Por ello, no es de extrañar que recientemente aparezcan canales de niños youtubers.

 

 

Aunque no son una mayoría destacable, en la plataforma de vídeos más importante a nivel mundial rondan muchos niños con el mismo talento -o más- que muchos influencers. En la reciente lista de Forbes de los Youtubers mejores pagados hay una parte que destacan los adolescentes #Gamers , Ryan un niño de 6 años es el que mayo ingresos genera con su canal, ha conseguido unos beneficios de once millones de dólares en 2017.

Sus padres le compran juguetes que él prueba, y así hay otros niños que hacen desde tutoriales de maquillaje hasta reviews de productos infantiles.

Debemos evaluar nuestro papel como padres en esos tiempos, recuerdo que siempre pregunto a mi hijo si puedo compartir sus fotos porque entiende él tiene derecho sobre su imagen,  pero que pasa con los padres de los niños que comercializan con sus redes sociales, en que utilizan este dinero de los niños, es como los niños actores ese dinero les corresponde o acaso se están lucrando con la imagen solamente sin hacerles una cuenta para su futuro.

Vuelvo a recordar mis sentimientos encontrados  cuando vi a Jim Carey en Truman Show, o cuando Amanda Todd decidió mostrar a todos su suicidio. ¿Estamos preparados para esto?  Como algo que es un juego puede convertirse en presión de un trabajo, que pasara cuando esos niños crezcan y quizás sus talentos no sean los mismos. Debemos leer y estudiar mucho para poder enfrentar el gran mal de esta época: La sobreexpoción en las redes.

JonBenet Patricia Ramsey, una niña hermosa que sus padres no pudieron proteger. Todavía hoy, luego de la muerte de su madre esta familia quedó destruida y se desconoce quién fue el asesino.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.