Errores virales, cuando nos convertimos en bufones.


Recuerdo cuando empecé a escribir en este blog, la motivación inicial fue aprender a redactar y porque en algún lugar es bueno dejar nuestros pensamientos. Pero la realidad es que soy una fatalidad para comunicarme por escrito, a veces suelo hacer las cosas de forma tan rápida que expresarme por escrito es un dilema para mi, y es que mi mente no descansa ni siquiera cuando estoy dormida, en cada momento ideas invaden mis pensamientos distrayéndome con facilidad.  En estos días mi vida está inmersa en mucho estrés, recién mudada, exámenes finales, mi hijo y mama con la gripe de primavera y el trabajo que tiene a todos abrumados, mucha presión, reportes, memos etc.

El calor esta terrible y mientras trato de coordinar mi mente para volver a escribir recordando porque este tema llegó a mi mente… #Kosker. Un error en una conversación grupal de WhatsApp se compartió fuera del mismo donde se llevó a cabo, resultado que todo el país y figuras públicas se burlaran en manada de un error en una mala pronunciación.

Ella según un compañero del grupo, le gusta usar términos en inglés para hacerse la interesante cuando en realidad deseaba decir: Cup Cake…  salio un sonido que sé externo como #kosker y como es de esperarse esta conversación se multiplicó ocupando este término por varios días el posicionamiento como trending en las redes sociales.

Esto paso de un simple relajo a un bullying masivo, donde hasta no dar con el rostro de la joven la gente invirtió horas en burlarse de un error de dicción, pero no solo quedo en un simple relajo para liberar el estrés si no, que figuras públicas se unieron de igual manera a burlarse por deporte a costilla de una persona que nadie conocía, peor aun marcas destinaron tiempo y dinero para aprovechar la conversación en las redes y obtener. porque no, beneficio comercial de la situación.

Y es este último punto lo que más me llamo la atención, un amigo me dijo que no era cyberbullying pues nadie sabía quién era ella, o sea que las burlas, los memes, parodias etc. no hacían daño ya que no se conocía a la persona que cometió el error, esto me dejo pensativa. Podemos burlarnos de personas que no conocemos, es normal. OK

 

Luego se hace famoso Wellington El Campeón y su rima del #MangoMaracaton, aquí se repite la historia una persona común se hace famosa por una grabación, quizás para Wellington es su salto a la fama incluyendo al primo, no olvidemos al primo…algunos piensan que se burlaron de Él, personas comunes, marcas grandes, y personalidades, en ambos casos se volvieron virales. Ojo no es fortuito que todos hacen eco, es que al momento de unirte a la conversación tu engament aumenta, obteniendo más seguidores.

Estamos liberando las emociones, la burla, frustraciones, complejos al esconderse detrás de un móvil o computador que nos está supliendo como droga mal utilizada, crea una adicción entrar a las redes ver que encontramos, trollear…y descubrir una persona en quien desahogar nuestra impotencia y problemas entonces entran al cyberbullying, pero puede ser positivo a veces y que el burlado se haga famoso, genere ingresos u obtenga bienestar económico, pero la mayoría de las veces no son positivos entonces es como diría un comediante: Lo que antes estaba mal ahora está pasando como normal, pronto será obligatorio.

Ser famoso se ha vuelto una necesidad, y dicen los expertos que los videos virales de más éxito o son absurdos totales hasta ridiculez, o son bebes o cachorros.

Pero las famas son tan efímeras que caer en el olvido dista al día o dos días después ¿vale la pena?  Convertirnos en la corte de los bufones, repetir y replicar las burlas de personas que no conocemos, peor que tienen familia. Frente a nuestros hijos ¿Cómo quedamos? Con que calidad moral podemos reclamar o educar contra el bullying, siempre uso la frase: Todo se permite hasta que nos toca, o a nuestra familia.

Recuerdo ver a la esposa del Pastor que admiraba, relajar con #cosker y fue como un balde de agua fría, pensé todo lo que predicaban, pensé en sus hijos, en su comunidad y creo me llevo a esta reflexión, los invito no con ánimo de ser mala onda, aburrida o quizás poco afable, les pido pensar antes de compartir, no actuar en manadas, no burlarse y hoy empiezo por mí, pues se predica con el ejemplo. Esto como todo lo que escribo no son más que #CosasqueVeoporAhí

Anuncios

One Reply to “Errores virales, cuando nos convertimos en bufones.”

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s