Moriremos en una pandemia mundial o por la lucha de los egos.


Bill Gate hizo una alerta fuerte a la humanidad, y hay que escucharlo porque todo eso que vemos en la televisión puede un día volverse real. En la Conferencia de Seguridad en Múnich, Bill Gates expresó su preocupación de ignorar el vínculo entre seguridad sanitaria y seguridad internacional, pues esto podría provocar una pandemia que causaría una catástrofe mundial, según el fundador de Microsoft.

1280px-bill_gates_-_world_economic_forum_annual_meeting_davos_2008_number3

Gates advirtió que es muy probable que entre 10 a 15 años el mundo sufra una pandemia debido al contexto de guerra que se está atravesando. Según el Filántropo la lucha contra la pobreza es una de las formas de luchar contra las pandemias globales, pues “Las zonas de guerra y otros escenarios son los lugares más difíciles para eliminar las epidemias”.

Pero día a día  luchamos con una pandemia mundial que está más cerca,  el culto al ego. Muchas veces somos víctimas o nos volvemos victimarios por no saber manejar esta actitud en nosotros, afectamos masivamente a las personas, en nuestros trabajos, en nuestro hogar con los amigos.

Pero esta epidemia del culto a nosotros mismos, se expande de manera rápida y es altamente contagiosa, volviendo las redes sociales en un catalizador que expande el radio de acción llegando incluso a proyectar una irrealidad de nuestra vida y como nos ven nuestros seguidores. Todos a toda costa desean ser relevantes en algo, lo suficientemente fuerte para que sea reconocido haciendo muchas veces cosas que van en contra de los valores y principios con los que llegaron a la posición que ocupan.

Cuál será el remedio para tal epidemia, ahora mismo abundan más clínicas faciales que museos, y  parece que los pacientes se  vuelven con el tiempo en piezas sacadas de uno. Y la realidad se ve afectada por personas que se hacen tantas cirugías como su cuerpo permita, deformándose el rostro al punto que llegan a creerse nuevas personas por el simple hecho de tener otra apariencias, el mundo fitness empezó como un paso de salud, de alargar unos cuantos segundos nuestro paso por la humanidad, pero ahora se volvió una obsesión al punto de que hay personas que dejan parte de sus horas de vida observándose al espejo y dentro de un gimnasio que luego se vuelve en su templo, la salud pasa a un segundo plano se vuelve una necesidad ser aprobado por los demás como cuerpo del deseo, al punto de reprochar a quienes no siguen esa visión.

pexels-photo-136410

La Pandemia del culto al ego, es una enfermedad viral de la cual no sabemos cómo terminaremos, algunos logran controlar sus efectos, otros lo llevan más allá de una simple manifestación de un momento.

El ego y el poder, es una mezcla que puede llevarnos en un momento a la autodestrucción, cuando afectamos la vida de personas que nos han acompañado por mucho tiempo, echando por tierra los sacrificios, los valores y la lealtad, entonces debemos prepararnos para saber que en cualquier momento nuestra estabilidad puede sufrir grandes alteraciones. Porque no  existimos solos, no podemos solos, no logramos alcanzar unos objetivos solos, siempre hemos necesitado de la ayuda y el trabajo de los demás. Pueden pasar mucho tiempo y cuando vemos que tan lejos hemos llegado podemos ver que en cada momento de gloria a nuestro alrededor habían personas que sacrificaron su tiempo para hacer cumplir nuestros sueños.

Ahora es normal ver en televisión como nos hacemos daño, ver los vídeos en las redes y leer más noticias negativas que positivas. Nuestros hijos están sobre-expuestos a la violencia, al punto de que para ellos es normal, videojuegos, vídeos de personas maltratando animales, y el compartir no termina. Debemos detenerlo.

La intolerancia, es el síntoma más agudo ya los problemas de los demás no nos afectan. El dolor ajeno es como lo dice la palabra de otros, podemos observar al morir una persona cuando vamos a la funeraria esta parece más la antesala a una tarde de té, que un momento de despedida,  contamos con una mano las personas que realmente lo sienten.

En resumen, antes de que la pandemia mundial con una enfermedad que nos ataque en nuestro cuerpo por vía externa, estaremos luchando con nuestro interior en mal  estado, alimentando nuestras inseguridades, con poco tiempo para vivir y disfrutar con nuestros seres queridos, obsesionados con adquirir bienes materiales, luchando hasta quebrantar nuestros valores por mantener el status quo y por ultimo alejando aquellos que no han sido fieles por toda su vida.

pexels-photo-220444

Estamos aún a tiempo, no perdamos las cosas que aún nos quedan. La apariencia física y el reconocimiento no son tan relevantes cuando estamos solos y no tenemos con quien compartirlo, cultivemos los sentimientos reales vamos a querernos más, vamos a respetar a las personas que nos rodean, la vida es para vivirla. Podemos comprarlo todo menos la sinceridad y los sentimientos reales. Estas como mis pensamientos son solo #CosasqueVeoporAhí.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s