La Vida en un cerrar de ojos


Hace mucho tiempo decidí cerrar los ojos, siempre me mantuve con ellos abiertos hasta cuando dormía, recuerdo mi prima Rhina asustarse cuando me observaba dormir y escuchar desde lejos la voz de mi madre decirle: ¡Ella duerme así, tiene los ojos abiertos, pero esta rendía durmiendo! debe tener una explicación medica que desconozco claro está.

Luego por muchas razones de la vida, experiencias que ha vivido mi cuerpo fui cambiando, desde la adolescencia empecé a trabajar, siendo la más pequeña de ocho hermanos ya no pude disfrutar de bondades que quizás mis hermanos si disfrutaron, me toco el retiro de mi amado padre lo que conllevo que aun con su ayuda porque él siempre estuvo ahí para mí, yo tenía que esforzarme para lograr llegar al final de mi meta de graduarme de la universidad, para eso trabaje siempre tuve oportunidades que quizás en mi época eran difíciles, trabaje en mi propia carrera que estudiaba, quizás dure más tiempo.  Impidiendo esto graduarme con mi promoción pero aprendí más eso si les aseguro, adquiriendo una experiencia no solo laboral sino de vida. Como las cosas no se me dieron fortuitas, tuve que aprender a ganarlas.

person-864804_1920

Mi padre, mi madre, mi hermana y mi hermano en su justo momento fueron esos comodines, donde pude encontrar ayuda en el momento que la palabra mi propio esfuerzo no existiera, quizás no pude disfrutar de muchos lujos, deje hacer cosas propias de un adolecente y fue cuando empecé a cerrar los ojos sabía que no habría oportunidad de repetir esos momentos pero la vida me estaba guiando a escoger otros, menos divertidos pero a la larga serían los que me proveían de un sustento para finalizar mi nivel académico, para buscar una pasión laboral y sobre todo para ser un ente productivo.

IMAG0049

Cuando me enamore por primera vez, cerré los ojos, mi interior sabía que esto era algo que no tendría buen final, pero esa vez también quise ser sorda no escuchar simplemente, decidí disfrutar ese momento amar, llorar, sentir la perdida y luego guardar los recuerdos. La vida me entrego amigos, una en especial que me enseño a reírme muchas veces seco mis lágrimas, a bailar, a salir y ver la vida con los ojos abiertos me impregno de su energía inagotable y aun cuando yo decía, estoy cansada, tengo que trabajar hasta muy tarde ella simplemente me decía yo te espero. Entonces cerré los ojos, a las largas jornadas de trabajo y me divertí.

EPSON DSC picture

Entonces vi el rostro de mi hijo, cerré los ojos, el corazón me dijo sabes que llego el momento muchas cosas cambiarían, este es tu real compañero hasta el final, hasta que el elija su camino, me aterre, me asuste es difícil tener la responsabilidad de cuidar un ser humano que proviene de tu sangre, de tu piel, que concentra tu amor en su pequeño cuerpo; te observa como su todo, así pequeñito me dio su fuerza y emprendimos un camino imperfecto para seguir adelante siempre sin mirar atrás, donde aprendemos juntos, nos reímos, lloramos y nos abrazamos en silencio.

La pasión por el trabajo y el conocimiento me lleva aprender, es una evolución constante cuando llegue a ese grado que no podía aprender más, llego el deseo de un cambio sumado a un error cometido que no me dejo ya ser la misma persona. Desee cerrar los ojos de nuevo, pedí una nueva oportunidad en un lugar nuevo, distinto a lo conocido que hasta hoy a pesar de no ser perfecto es donde más he evolucionado donde aprendí a ver las cosas realizarse, ver que mi esfuerzo toma forma con compañeros que reconocen mis capacidades  pero  sobre todo aprendí #HacerquelasCosasSucedan donde cada vez que cierro los ojos ante las cosas negativas y desarrollo mis otros sentidos para seguir, superar cada situación que se presente.

hands-people-woman-working

Mi vida en el transcurrir, han sido altas y bajas, cerrar los ojos me permite escucharme muchas veces, saber que hay cosas que quizás no pueda solucionar y quizás mi condición física de ser miope me hace más fácil las cosas para definitivamente dejar de ver. Porque en ese momento me hacen daño o porque simplemente no puedo cambiarlas, cobardías dirán muchos puede ser…  pero no creo que el ser cuidadoso en la toma de decisiones, el saber hasta dónde llegan tus limite es un reflejo de falta de valor, al contrario enfrentar todos los problemas con los ojos bien abierto cuando los superas te da una enorme satisfacción.

El hombre más importante en mi vida, mi padre me enseño: Si tu mal no tiene cura, porque te apuras y si la tiene porque te apuras. A veces podemos perder la razón pensando en los problemas, estos se convierten en un grillete con una bola pesada que te va inmovilizando poco a poco al punto quizás de llevarte a perder la razón, ese y aunque nos lo auto colocamos y adquiere tamaño con nuestros miedos, dudas, preocupaciones, inseguridades, caídas etc. Cada año más de 10 millones de personas son víctimas de ACV (Accidente Cardiovascular) La edad promedio de las personas que sufren un ataque cerebral es de 73 años, sin embargo el 20% de las personas que sufren un ataque cerebral tienen menos de 20 años.

Debemos aprender a cerrar los ojos, a meditar, a escucharnos a buscar en nuestro interior las posibles decisiones que nos llevaran a solucionar parte de los problemas. Toma un tiempo, regálate quizás algo que deseas ahorra independiente para comprarte ese bolso que una vez viste y no pudiste o quizás vete de fin de semana tomate fotos divirtiéndote con tus seres queridos, vamos a consentirte un día dejar la dieta y comerte un helado, cierra los ojos por breves minutos recuerda los momentos buenos respira profundo, escucha tu voz interior.

Soltemos el grillete que nos impide caminar,  empieza a ver las posibles soluciones a tus problemas, quizás no puedas resolver todo de una vez, quizás debas pedir ayuda de terceros el miedo a decir que necesitamos de otros hace muchas veces que nuestras neuronas exploten ocasionando problemas mayores, pide ayuda, habla con alguien y si ese no puede, vas donde otra persona tenemos hasta seis oportunidades para encontrar alguien que interceda a nuestro favor, pero de algo estoy segura y es que la satisfacción que sentirás será enorme esa de descubrir que dentro de ti, toda la vida te ha acompañado una fuerza mayor, que al cerrar los ojos en silencio orando y pidiendo con fe,  te ayudara a aliviar esa carga hasta al punto que desaparezca.

Un estudio de la OMS reveló que las poblaciones de las naciones ricas son más susceptibles a sufrir episodios depresivos debido a la gran desigualdad económica y niveles de estrés que enfrentan.

Países deprimidos:

black-and-white-woman-girl-sitting

El documento arrojó que el país con los ciudadanos más deprimidos es Francia, con un 21%, seguido de Estados Unidos, con 19.2%, y Brasil, con 18.4%.  Por el contrario, los países menos propensos a la depresión mayor son Japón y China, con 6.6 y 6.5%, respectivamente. El documento, publicado en el American Journal BMC Medicine, fue elaborado con el apoyo de la Universidad Estatal de Nueva York.

México se colocó en el puesto 16  como una de las naciones menos deprimidos, con un 8%, por encima sólo de los países asiáticos.

Los 10 países con la población más deprimida

  1. Francia con 21%
  2. Estados Unidos con 19.2%
  3. Brasil con 18.4%
  4. Holanda con 17.9%
  5. Nueva Zelanda con 17.8%
  6. Ucrania con 14.6%
  7. Bélgica con 14.1%
  8. Colombia con 13.3%
  9. Líbano con 10.9%
  10. España con 10.6%

Nuestras palabras tienen poder, nuestras acciones causan efecto y traen consecuencias positivas o negativas es el fruto de nuestra decisión, es irresponsable de nuestra parte culpar a los demás o situaciones del pasado, esto es un error es buscar un escudo para no aceptar que nos equivocamos y muy tonto siempre pienso, porque al final somos víctimas de nuestras propias excusas. Nosotros les damos el poder a las personas para destruirnos o para influir positiva-mente.

pexels-photo

Cerré hace años los ojos a quien me tiene rencor o siente miedo con mi existencia porque realmente decidí no guardar sentimientos negativos, no soy yo quien tendrá la responsabilidad de odiar a otros, mis errores son míos con esos ya di los pasos para enmendarlos, pedí perdón también le di la espalda a todo lo ocurrido, archive lo negativo y guarde en mis recuerdos las cosas lindas, acepto cuando me equivoqué, suelto cuando ya no tengo fuerzas para luchar y me admiro lo suficiente para guardar silencio, para permanecer tranquila y dejar pasar muchas cosas. Porque si algo que es parte de las #CosasqueVeoporAhí es que el #CorchoFlota, siempre y al final todo pasa por algo para siempre.


Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s