¿Es posible ser sinceros en las redes sociales?


No necesitas gritar al mundo lo que ya sabes, porque debemos repetirnos a nosotros mismos o a los demás algo que se debe saber desde que alguien interactúa con nosotros. Si somos honestos, fieles, amorosos o virtuosos debe sentirse y palparse no tenemos que crear un #hashtag o escribir cada dos segundos en las redes sociales sobre ello.

Pero nos sentimos inseguros, y este sentimiento nos domina, que necesitamos el reconocimiento de los demás para que atestigüen frente a todos que somos reales o normales. Pero ahora las redes sociales han aflorado cualidades en nosotros que quizás desconocían en nuestro entorno y es el escenario perfecto para concentrar a nuestra audiencia en el #YoVirtual que desea ser reconocido.

Pero de donde surge esa necesidad que las redes sociales han expuesto ¿porque necesitamos decirle a los demás quienes somos?

thumb-533233_1920

En el mundo.es encontramos que:

Son múltiples los estudios que señalan que en las redes sociales tendemos a mostrar lo mejor de nosotros mismos, una forma de buscar la aprobación de los demás: nos inclinamos a publicar cosas susceptibles de recibir “me gustas”, mientras que nos inhibimos de compartir otras menos populares. Algo que, según explica el psicólogo José Antonio Molina, experto en conductas adictivas y autor de ‘SOS, tengo una adicción’, también es aplicable a la vida offline.

“Cuando recibimos algo positivo, tendemos a repetir. Si es negativo, tendemos a extinguir esa conducta, dado que te genera afecto negativo en ti mismo. Los pensamientos generan emociones y éstos te llevan a realizar conductas. Si te sientes bien, te genera un estado positivo, repetirás más esa conducta. Es aplicable a todas las facetas de la vida”.

Y es que es se ha vuelto una costumbre en todos, no hay persona que una vez en sus redes sociales no escribiese algo, aunque fuese exagerado o inventado, debemos aprovechar para aparentar que todo está bien y que somos fantásticos (Me incluyo).  Quizás para que fuésemos más sinceros Facebook nos preparó las reacciones, porque no siempre todo es positivo y es una forma para que nuestros seguidores tengan segundos de sinceridad.

woman-828888_1920

Tengo una amiga que dejo las redes sociales, porque decidió  enforcar su energía en algo constructivo, ya que la banalidad y la sobre actuación de algunos contactos la tenia cuestionándose si ella en algún momento también cometió el mismo error, por  lo que paso de ser activa a pasiva, #desconectarse gradualmente enfocándose en la vida real, sus seres queridos y sociales acciones altruista que le causan un retorno más reconfortante. Al principio no la comprendí, pero luego sentí que ella en parte tenía razón porque a veces el exceso de positivismo hace daño, el tratar de aparentar cuando no es así, viajar sin embargo no querer compartir las fotografías, estar en un sitio publico y disfrutar la comida en vez de dejar que se enfríe mientras tomas una foto para #Instagram, la gente no lo entiende, quizás ver todo color rosa con muchas sonrisas ver a los demás en situaciones que no podemos emular nos hace sentir mal con nosotros mismos.

Sea como fuere, de lo que no hay duda es de que las publicaciones que vemos en redes sociales afectan a nuestro estado de ánimo: las emociones se transfieren de unos usuarios a otros. Así lo avala un sinfín de experimentos, de los que los usuarios somos conejillos de indias. Uno de los que más polémica levantó fue publicado el pasado verano, una polémica que, si bien tiene razón de ser desde un punto de vista ético, sorprende que se produzca ahora, cuando Facebook lleva años manipulando lo que aparece en el ‘newsfeed‘ de sus usuarios.

selfie-1077802_1920

Para este estudio en concreto [lo puedes consultar aquí], Facebook manipuló en secreto las cuentas de 700.000 usuarios para estudiar el impacto en sus emociones. Los investigadores concluyeron que los usuarios comenzaron a utilizar palabras más positivas o negativas dependiendo del tipo de contenidos a los que habían sido ‘expuestos’.

Ahora bien, podríamos decir que gran parte de las personas que usan las redes sociales lo hacen de modo saludable porque, a su vez, disponen de estas características:

  • Las redes sociales no son parte esencial y necesaria de sus vidas. Son un complemento y una forma de comunicación y de compartir experiencias con personas que ven cada día, o con las cuales mantienen una relación frecuente y real.
  • El comportamiento y la personalidad de las personas que utilizan las redes sociales de forma saludable no cambian de medio a medio. Es decir, son personas asertivas que gestionan adecuadamente sus emociones y saben expresarlas en los medios adecuados.
  • ¿Un ejemplo? Si yo estoy enfadada con una compañera de trabajo no se lo diré en las redes sociales ni lo publicaré en su muro para que el resto de personas también se entere de esa situación. Seré asertiva y se lo diré en persona, sin necesidad de que terceras personas se enteren.
  • Las personas saludables saben cuándo “desconectar”. No están pendientes de sus móviles y de lo que ocurre en las redes sociales. La vida real es mucho más apasionante.
  • Publican las buenas noticias en las redes sociales solo por el placer de compartir con las amistades esas emociones positivas. No hay afán de “enorgullecerse”, no buscan ser prepotentes o aparentar.
  • Tampoco sienten la necesidad de que todos sus contactos (los conozcan o no) sepan cada día lo que hacen o dejan de hacer, lo que piensan o lo que sienten. Las personas que utilizan las redes sociales de modo saludable tienen muy definido el concepto de “intimidad”.

Fue un proceso para mi dejar de escribir lo que sentía no había problemas cuando yo escribía mis días felices pero cuando estaba indignada me volvía una #Bitch en las redes, al releerme a veces yo misma me indignaba entonces tome la decisión de no intoxicar  a mis seguidores y dividí mis redes de la siguiente manera:

  1. Facebook: El uso que le doy a estas redes es para compartir temas interesantes, post de mi trabajo en Listín Diario , frases de #CosasqueVeoporAhí y compartir las inspiraciones del Maestro Julio Bevione.
  2. Twitter: Es mi red para denuncia, para compartir post de mi blog omayraramirez.com , suelo programarlo con temas relacionados a mis intereses y también para interactuar cuando hay algún tema trending.
  3. Instagram: Es mi lado humano, donde pongo las imágenes de diferentes situaciones de mi día a día, siempre tratando de que vean mi realidad sin poses, ni engaños triste o feliz todos esos momentos están aquí.
  4. Google Plus: Mi vida oculta el Kpop, mis aficiones en todo lo referente a Korea están allí, las paginas, grupos y a veces lo utilizo para compartir post de mi blog, con el fin de que lean mi página.
  5. Pinterest: Aquí están mis tableros donde colecciono cosas que me gustan, lugares que me gustaría visitar etc. Amo esta red es mi favorita me permite relajarme e inspirarme.
  6. Linkedin: Es mi perfil de profesional, exclusivo para trabajo. No permito otra cosa que no sea venderme como la excelente profesional que soy.
  7. Snapchat: Soy oficialmente una brechadora, un fantasma en la red de quienes sigo me encanta esta red y ver las acciones de marcas importantes para la Generación Z.

De esta forma trato de organizar y administrar mi presencia en las redes sociales, quizás si viajo o no, si almuerzo o no jamás le interesa a nadie, si estoy enferma o sana tampoco es de relevancia. Pero suelo compartir lo que hago o veo para ver el comportamiento de FB cuando ve mis gustos y empieza a recomendarme contenido relacionado.

Mi recomendación es ser nosotros mismos, organicemos y segmentemos vamos a organizar quienes ven nuestras publicaciones, vamos a mostrar el lado que deseamos pero sin dejar de vernos humanos y aprendamos a observar las redes de los demás así como debemos ver la vida de estos, sin envidia, sin deseos de emularlos debemos saber que cada quien afronta sus problemas de la forma que puede y solo deja ver aquello que desea.  Vamos a disfrutar más los momentos  en realtime, los fines de semana procuro alejarme de mi celular lo más que puedo así puedo ver y  tener contacto con mi realidad, que buena o desagradable es la mía.

bikini-1031719_1920

Vivir y dejar vivir, es mi lema pero debemos entender que siempre debe aflorar la razón que nos cuestiona cuando estamos haciendo algo, cuando vuelvas a publicar un post toma 15 segundos para preguntarte… ¿De verdad lo quiero compartir? Esto y todo lo que escribo son #CosasqueVeoporAhí

Anuncios

Un comentario en “¿Es posible ser sinceros en las redes sociales?

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s