Jugar a Dios. Pequeños dioses en el mundo


orgulho
Cada día en nuestro normal vivir,  notamos como el hombre desea obtener el mismo poder de Dios y juzgar, llegando a un punto que a veces desafía abiertamente su autoridad.  Y aun cuando no cree en una fuerza mayor, con solo un motivo de demostrar su poder ante otras personas es suficiente. Vemos como naciones su
fren bajo sus gobernantes estos determinan el destino de su pueblo con acciones que pueden ser al final autodestructivas, como partidos políticos se dividen creando inestabilidad no solo a suinstitución, sino a sus seguidores que invierten a veces una vida y sus recursos para apoyarlos, pero en lo cotidiano es donde vemos más la lucha y disputa con el solo deseo de “Jugar a ser Dios”.

Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. Pero que cada uno examine su propia obra, y entonces tendrá motivo para gloriarse solamente con respecto a sí mismo, y no con respecto a otro. Porque cada uno llevará su propia carga.

Gálatas 6: 2-5.

A veces observó la disputa entre dos niños jugando, uno desea ganar sobre otro demostrarle que es el mejor, en la escuela les desarrollan el deseo de ser el primero y así se va creciendo dentro de cada uno de estos, el deseo de ser el mejor, es que solo los que están arriba pueden influir en los que están por debajo del promedio. Algunos asumen esta competencia con normalidad, otros desarrollan un vacío interno que solo es llenado cuando demuestran y estrujan su poder frente a los demás.

complejo-de-inferioridad

No podemos saber cuándo lo estamos haciendo, hasta que no afectamos la vida de otros. En Asia los empleadores asumen las vidas de sus empleados de una forma tal que se sienten responsables de cada miembro de su familia, muchas veces llegan a extremos tan grandes de liderazgo que si la empresa quiebra algunos gerentes optan por desaparecer o suicidarse porque saben que enfrentarán a sus empleados al quedar en la calle. Pero en los países de Latinoamérica no es así, algunos empresarios sienten total indolencia por sus empleados, al punto de mantenerlos siempre en constantes amenazas.

Pero a veces se da dentro de la minoría, siempre pongo el ejemplo de algo tan sencillo como silla o una computadora, herramienta elemental para trabajar, los departamentos que suplen estos equipos ven un numero frío en sus presupuestos  y utilizan la palabra más odiada “lo va a sub-utilizar” “esa aún te funciona” pero caramba no las usas,  podemos pasar más de 8 horas al día allí,  y usted no puede saber  que hago o no? pero el usuario que lo necesita se desespera al ver que debe demostrar su necesidad para que algo tan simple como adquirir una herramienta que lo ayude con su trabajo,  caramba acaso es justo? quizás desconocida para los superiores , solo porque alguien en medio quiere jugar al todo lo sé frente a una persona enfocada en cumplir su trabajo.

fb

Pero vamos más allá  el gran monstruo de las redes sociales, de los medios masivos, hemos visto como el poder que tienen nuestros dedos en los diferentes medios de comunicación nos hemos vuelto pequeños tiranos de la web. Juzgamos a las personas con una rapidez que me asombra, o mejor aun he estado en restaurantes donde escucho la amenaza,  “los acabare en las redes sociales”

Somos pequeños Dioses detrás de nuestro computador, porque ahora pensamos que nuestros videos, comentarios o tweet puede influir en los demás.  Los llamados fashionistas, comunicadores sociales y artistas  han tenido momentos duros en estos días,  porque hemos llegado al punto que siempre digo, hemos olvidado el significado de las palabras y sobre todo su poder.

fashion_police_cast

En días pasados  comentario de la presentadora Giuliana Rancic sobre el peinado de la actriz de Disney Zendaya Coleman en los Oscar, desató un importante revuelo. La conductora de E! criticó las rastas de la actriz en el programa “Fashion Police”, y todo explotó. Como todos los años, Fashion Police analizaba los looks de la alfombra roja de los Oscar. Cuando llegó el turno de Zendaya, del programa “Shake it up”, Rancic se burló de su peinado diciendo que para ella, “huele a aceite pachulí o a marihuana“.

A través de sus redes sociales, la joven respondió ofendida en una extensa carta: “Hay una línea muy fina entre lo que es gracioso y lo que es una falta de respeto. Decir que una joven de 18 años que usa locs (rastas) debe oler a pachulí no es solo un gran estereotipo sino también excesivamente ofensivo. Quiero que sepas que mi papá, mi hermano, mi mejor amigo y mis primitos todos usan rastas (…) Ya hay suficiente discriminación contra los afroamericanos sin la ayuda de gente ignorante que decide juzgar a otros por su cabello rizo. Para mí las rastas son un símbolo de poder y belleza”, contestó, dándole una lección a la mítica presentadora. El escándalo tomó más fuerza cuando Kelly Osbourne, colega de Rancic y amiga de Zendaya, amenazó con abandonar el programa si su compañera no se retractaba. Un día después, Giuliana tomó unos minutos de su programa en E! para pedir las disculpas correspondientes.

“Quiero pedir disculpas por un comentario que hice anoche en Fashion Police sobre el cabello de Zendaya. Fashion Police es un programa que se burla de celebridades en buen espíritu, pero entiendo que algo que dije anoche se pasó de la línea. Sólo quiero que todos sepan, yo no tenía la intención de hacer daño a nadie, pero he aprendido que no es mi intención lo que importa – es el resultado, y el resultado es que personas se han sentido ofendidas, incluyendo Zendaya, y eso no está bien. Por lo tanto, quiero decir a Zendaya, y cualquier otra persona que he herido, que estoy sinceramente arrepentida. Esto realmente ha sido una experiencia de aprendizaje para mí -he aprendido mucho hoy – y este incidente me ha enseñado a ser mucho más consciente de los clichés y estereotipos, la cantidad de daño que pueden hacer. Y que soy responsable, como lo somos todos, para no perpetuar los aún más. Gracias por escuchar”, rezaba el mensaje de la conductora.

Pero peor fue la reacción de la gente en contra de Giuliana, algunos la acusaron de escudarse en su enfermedad de cáncer para desatinar, fueron incluso más crueles.  Aquí en el país lo vivió Pamela Sued con la burla que hizo a Venya Carolina, pero peor que la acción misma de Pam, eran los comentarios de los usuarios en las distintas redes sociales. Lo hizo mal, y ella en vez de disculparse con la afectada, le hecho la culpa a su equipo de producción al cual ella misma pertenece.

El más reciente caso lo vivió el presentador y fashionista Rodner Figueroa de 42 años fue despedido tras 17 años en la cadena Univisón por hacer un comentario racista sobre la primera dama de EEUU, Michelle Obama en el Gordo y la Flaca, la semana pasada.  El presentador del programa Sal y pimienta, y conocido como el fashionista de la cadena, hizo comentarios vulgares sobre el físico de la primera dama, y dijo que parecía sacada de la película de El planeta de los simios.

5501e804396bc_620x0

“En Univisión no hay espacio para comentarios racistas”

No hay espacio para comentario racista, pero la simple esencia misma del programa “El Gordo y la Flaca” es para criticar, calumniar e irrespetar. Que comentario racista…la regaron fuerte porque era la esposa de Obama quien ha mejorado la vida de los inmigrantes en ese país, que hizo una campaña motivando a estudiar, etc. La doble moral no tiene raza, ni religión, todos jugamos a ser Dios.

2015-03-13t020923z_1007900001_lynxmpeb2c01v_rtroptp_3_espectaculos-eeuu-univision-presentador.jpg_1718483346

En 5 días han destruido por un error la carrera de una persona, pero lo peor es que el mismo no entiende lo que le pasa, y es que desde su posición él podía burlarse y criticar abiertamente, pero verse señalado no es lo mismo.  No estoy de acuerdo que conste con la forma en que las personas y la misma Cadena reaccionaron, pero tampoco estoy de acuerdo que por pertenecer a una minoría, como es la comunidad Gay te escudes en ella, para burlarte de los defectos de los demás con una crueldad indolente, lo siento por Rodner.

Aquí tenemos un programa local que son una muestra de lo que explico y estos han convertido de las burlas y el chisme una fuente de ingresos, pero está en nuestro ADN en la cotidianidad la burla de los defectos de los demás, a veces de los nuestros propios, pero debemos como siempre digo tener la cabeza fría para saber que todos tenemos una línea que no debemos cruzar. Citando a mi querida Raffy que dice que esa línea es invisible pero se ve, es la del respeto.

Este último caso que les dejo, tuvo un final feliz, una víctima de cyberbulling nos muestra un lado distinto de la historia. De víctima de abusos en internet al invitado de honor en una megafiesta de desagravio en Los Ángeles (Estados Unidos) a la que ya se ha apuntado más de una estrella.

party7n-1-web

Más o menos así puede resumir los últimos días de su vida el “bailarín” londinense Sean O’Brien. Su historia comenzó con unas imágenes suyas colgadas en la red por un anónimo que decía: “Vi a este espécimen intentando bailar la otra semana. Paró cuando nos vio riéndonos”. Ya somos tan poderosos que nos burlamos de las personas en su cara, los grabamos sin autoridad y difundimos su imagen a través de las redes, sin pensar si Sean era hermano, primo, padre o pareja de alguien, si pensar en cómo él se sentiría. Porque lo hicieron porque les pareció “funny” esto es lo que más temor da y que debería llamarnos a reflexión, a nosotros  conversar lo con nuestros amigos, nuestra familia, nuestros hijos y así poco a poco ver el daño que estamos haciendo.

Pero este uno entre los miles que son acosados por los  “pequeños Dioses de las redes” no terminaría como un caso más de abuso en la red, un grupo de mujeres decidió poner en marcha una campaña para encontrarlo e invitarlo a una fiesta que prometen inolvidable.

cyberbully1

Pharrell Williams pidió que lo mantuvieran al tanto de la fiesta. Igualemente Moby.

pahrrel

“¿Alguien que conozca a este hombre o quien posteó esto? Hay un grupo enorme de mujeres en Los Ángeles a las que les gustaría hacer algo especial”. Con ese tuit, Cassandra Fairbank inició la búsqueda del hombre. La etiqueta utilizada era #FindDancingMan, algo así como “encontrar al hombre que baila”.

El resto, lo cuenta Fairbank en el sitio The Free Thought Project (Proyecto de libre pensamiento). En la nota, la mujer explica que la imagen llegó a un grupo de 4Chan que comparte con 2.000 mujeres. “Todo el grupo quedó aterrado por la crueldad de la entrada y, siendo un grupo increíble que ha hecho mucho trabajo de caridad y otras cosas bonitas, decidí ofrecerme a pagarle el vuelo para darle una fiesta”, señala.

El resto de las integrantes se mostró de acuerdo en encontrarlo y hacerle el homenaje. “Cualquiera debería ser libre de bailar sin ser acosado”, opina. “Algunas estaba preocupadas de si seguir difundiendo la foto causaría más vergüenza si el hombre no la había visto”, explica.Sin embargo, decidieron lanzar la invitación y la oferta empezó a ser retuiteada por muchas mujeres diciendo que querían invitarlo a bailar. “Miles de menciones empezaron a inundar la red de apoyo desde todo el mundo”.

Yo también soy culpable, porque muchas veces he visto y me he reído de videos, de programas donde hacen comentarios así, quizás he jugado a ser Dios con mi comportamiento a otra persona juzgando sin saber la realidad, es por eso que decidí a multar-me yo misma cuando lo haga, a no dar click a videos de ese tipo, a no dar retweet que sean comentarios de cyberbulling, a dialogar con mi hijo para que no lo haga tampoco.

Las palabras y nuestras acciones  tienen el poder de construir o destruir, está en nuestros valores humanos decidir si somos Dioses, monstruos o simplemente buenas personas y porque no? Can WE Love. Seamos felices como Sean!!!

B_acR3_UgAAoNV3

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s