Pudimos Morir. Una Madre de familia


mother-and-child

Hoy  nacimos de nuevo mi querido Pimentel (taxista) y yo, nacimos de nuevo. Una enorme patana rastrillo medio  frente solo estábamos estacionados para doblar, tan solo eso. Me puse muy nerviosa y mientras observaba a mi taxista dialogar con el chofer de la patana, pensé “pudimos morir”, entonces escuche como el trataba de negociar el asunto, pero Pimentel  prefirió llevarme primero para no retrasarme más, aun ante una situación como la que vivimos y  viendo su auto sin bumper, sin mica el aun pensaba en eso, es un hombre increíble. Ya todo el trayecto al inicio en silencio, el se gira y me dice “Doña nos salvamos de milagro” y yo igual nerviosa le respondí, “ya lo sabe”.

Es nuestro trayecto habitual no hicimos nada que no hiciéramos antes, pensé que al momento de despertar leí  en facebook que una persona allegada a mis compañeros acaba de fallecer de un infarto, he de reconocer que  eso me afecto, entonces le dije a mi compañero de trayecto, “Dios hoy nos dio otra oportunidad” al llegar a la oficina le mostré a Valerio un compañero de trabajo como quedo el carro y le dije “wow Valeri casi me cafetean ustedes hoy” , al verme se sorprendió y como es habitual en mi entre de resorte, mientras transcurría el tiempo y le comentaba  a otros mi acontecimiento, Valerio  me dijo ”pero usted no se puso nerviosa”  me puse a pensar que realmente sí, pero me di cuenta que con todas las cosas que me ha pasado últimamente estoy carente de emociones,  no las puedo sacar, algo está pasando en mi.

Pensar en eso, me mantuvo en silencio por un rato y ya en mi espacio de trabajo trate de hacer las cosas que siempre hago día a día. Pudimos morir, pensé. Noticias van y viene trato de buscar concentración dentro de la parte cuerda de mi mente,  trabajo, preparo  una presentación a la jefa,  y así seguimos porque no puedo darme el lujo de seguir pensándolo.

Por momento mi mente divagaba, y recordaba el sonido de la patana, el movimiento del auto, pensé así deben sentirse siempre aquel que aclama bajo el lema “soy un padre de familia” porque en ese momento solo podía pensar en mi hijo, en que sería de él, en mi madre, mi hermana, mis hijitos que me dio la vida mis sobrinos, mi niña que aun no se ha casado ¡ yo quiero verla casar! darme un nieto,  y realmente en ese momento me puse muy nerviosa. Gracias a Dios tengo unos compañeros de trabajo que me sacan de cualquier trance, con sus chistes y eso me hizo bajar la presión, pero es preocupante para aquellos que cada día salimos a trabajar,  sabemos cuando salimos pero  realmente no estamos seguros si podremos regresar, entonces me di cuenta que me he convertido en una “Madre de Familia”, quizás puedo entender más las preocupaciones que siempre atormentaron a mi padre de que estuviéramos bien, por dejar todo listo para cuando ya no estuviera, son muchos los pensamientos que se agolpan en tu mente en esos momentos.

Un día alguien me pregunto,  como puedes hacer tantas cosas y quedar con energía para siquiera leer o ver televisión?  Y yo me quede en blanco y respondí: “No lo sé realmente, pero lo hago” pensé en esa persona que falleció hoy, su hijo apenas tenía 17 años un adolescente, volví a pensar en mi hijo, en mi familia y sobre todo en mi.

Tengo muchos defectos algunos los he ido modificando en el transcurso de mi vida, muchas cosas buenas,  otras no tanto, mucha gente que me fastidia por el simple hecho de que mi presencia les atemoriza, muchos otros que me entregan su apoyo incondicional “mis ángeles de luz” me gusta lo que hago, trabajo con Pasión la cual me exige siempre mantener mi mente en movimiento,  hoy nuevamente Dios me regalo un día más de vida, hoy escuche muchas cosas que quizás no quisiera y tuve que decir muchas que quizás no senti, cumplí mis tareas, escuche la voz de mi pequeño hijo por teléfono preguntarme si estoy bien, y estoy ahora escribiendo este post en mi blog, con mi madre a mi lado sonriendo mientras ve muñequitos de la Pantera Rosa, un día más de vida, para seguir intentando llegar, para luchar por mantener unida mi pequeña familia. Con esperanza de que mañana pueda despertar nuevamente y seguir cumpliendo poco a poco con mis obligaciones que me han llevado a sentirme una “Madre de familia” hoy no pensé en otra cosa  más que darme cuenta el regalo  tan preciado que es la vida. We Can Love.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s