Odios y Secretos. Venganza o Rencor


silencio-por-favor-9962

Cuando nacemos estamos libres de todo, nuestra mente es como una hoja en blanco a medida que crecemos, aprendemos hablar de las primeras palabras que emitimos después de “Papá” o “Mamá”, cruzamos a la etapa de NO para todo la respuesta es “No”. Porque desde que tenemos conciencia empezamos a delimitar nuestro espacio, a decir que es nuestro, si algo nos disgusta una comida o un vestuario. Empezamos a generar los rencores, que luego se transforman en un sentimiento más fuerte.

El odio es un sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa, o fenómeno, así como el deseo de evitar, limitar o destruir a su objetivo. Pero cuando empezamos a sentirlo? ¿Cuándo alguien nos traiciona? ¿Cuándo tu novio te deja por otra? ¿Cuando un compañero te roba tu ascenso? Es siempre unido a la perdida de algo que consideramos valioso. A veces tratamos de ocultar estos sentimientos los envolvemos en mentiras para engañarnos a nosotros mismos, porque no queremos reconocer que podemos sentir este sentimiento tan fuerte.

Entramos al mundo de las mentiras y los secretos, porque esconder este sentimiento hacia la persona que nos falla es solamente una forma de engaño, entiendo que si alguien nos traiciona lo menos que puede hacer es aprender de su error, para que luego no vuelva a cometerlo, enfrentémoslo cara a cara, pero que pasa si no le importa, bueno en ese caso los sentimientos negativos saldrán de nuestro corazón.

El Secreto es aquella cuestión oculta, escondida y separada del conocimiento de la mayoría, es decir, un secreto es ignorado por buena parte de la gente, exceptuando a aquellas personas que han decidido compartirlo. Cuando unimos el odio a los secretos, germina en nosotros ese sentimiento de venganza unido al fuerte rencor hacia la persona, ese deseo de ver al otro pagar por el simple hecho de colocarnos en tan penosa situación, ¿te sientes así? Pero al final quien pierde más son ellos que nos traicionaron o nosotros que nos amargamos, es claro quién es el gran perdedor.

He sido traicionada varias veces, pero como toda católica aprendí a poner mi otra mejilla y a cambiar de posición cuando me veía afectada, muchas veces fui víctima como victimaria, pero me di cuenta que esto aumento en mi el deseo de no generar sentimientos de odio, no cultivar el rencor o desear momentos de venganza. El perdón es difícil de otorgarlo y sobre todo, el olvido es más espinoso encontrarlo, pero lo más reconfortante es liberarte de los sentimientos negativos hacia aquellas personas, es dejar de pensar en el pasado para enfocarte en vivir tu presente y forjar tu futuro. Aprender de los errores que te llevaron a ser traicionado, es rodearte de personas confiables y entender que son seres humanos como tú, y pueden en algún momento equivocarse. Llega ese día en que te sientes tranquilo, expulsaste esos sentimientos negativos y puedes llegar a ver a esa persona sin ni siquiera inmutarte no te digo vuelvas a confiar de inmediato, pero si hay algo que te puedo asegurar te sientes en paz divina.

Para mí la confianza es un jarrón de porcelana, cuando se rompe y se pegan las piezas…siempre habrá algo que te recuerda que está roto. Puedes perdonar, puedes incluso mejorar la relación, aunque mi consejo personal es aplicar la “Ley de tiempo y espacio”, cada quien en su mundo y tiempo después perdonar, este cuando es prudente puede dar paso al olvido.

Pero cuando tomamos la decisión de perdonar, debemos por consiguiente aprender a olvidar porque de lo contrario entonces viviremos una vida como de teatro, con guiones elaborados para después vivir la realidad tras bastidores, ocultándonos en escenografías y fachadas, fotos lindas y felices en las redes pero una triste realidad que puede llegar a enfermarte. Nuestra paz espiritual se refleja en nuestra salud, el odio y los rencores amargan a tal punto en mutar en enfermedades que puede conducirnos a un triste final.

Perdonar y olvidar, es el remedio perfecto para liberarte aceptar todo aquello que ya paso y que no puedes cambiar porque realmente fue así, pensar que nada sucede porque si, saca la parte positiva y desecha los sentimientos negativos respiremos profundo y comencemos de nuevo. We Can Love?

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s